jueves, 1 de diciembre de 2016

La adoración a la virgen María


La mayor parte de Católicos Romanos practicantes veneran y honran la imágen de "la virgen María", a quien le llaman "la madre de Dios"Éste título, que NUNCA aparece en la Biblia. Fue dado por la Iglesia Católica desde su formacíón y exalta a María por encima de Dios. 

Muchos católicos alrededor del mundo, al igual que los líderes católicos, se arrodillan ante la estatua o imagen de la virgen de María y le piden que ella les haga milagros, les de lo que ellos quieren o les ayude en las dificultades de sus vidas, pues el catolicismo enseña que María es la "Madre" de los católicos y tiene poder de hacer estas cosas. 



Cuando se les cuestiona a los católicos sobre su adoración a María, muchos suelen decir que ellos no “adoran” a María, sino que simplemente la “veneran”. Pero el usar una palabra diferente no cambia la esencia de lo que están haciendo. Una definición precisa de “venerar” es “respetar en grado supremo o dar culto”. Los católicos consideran la figura de María como alguien "suprema" y receptora de culto religioso. Uno de los rezos más comunes de los católicos, que dice así: 
"Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén".
En otro rezo católico (el llamado "Santo" Rosario), se evidencía que María es nombrada con los máximos títulos concebidos para una figura femenina divinizada a la altura de una diosa misma. Es un rezo que ha sido históricamente promovido por los líderes católicos y repetido por miles y miles de católicos y dice así:
"Santa María. 
Ruega por nosotros. Santa Madre de Dios. 
Ruega por nosotros. Santa Virgen de las vírgenes. 
Ruega por nosotros. Madre de Cristo.
Ruega por nosotros. Madre de la Iglesia.
Ruega por nosotros. Madre de la divina gracia.
Ruega por nosotros.  Madre purísima.
Ruega por nosotros.  Madre castísima.
Ruega por nosotros.  Madre virginal.
Ruega por nosotros.  Madre sin mancha.
Ruega por nosotros.  Madre inmaculada.
Ruega por nosotros.  Madre amable.
Ruega por nosotros.  Madre admirable.
Ruega por nosotros.  Madre del Buen Consejo.
Ruega por nosotros.  Madre del Creador.
Ruega por nosotros.  Madre del Salvador.
Ruega por nosotros.  Virgen prudentísima.
Ruega por nosotros.  Virgen digna de veneración.
Ruega por nosotros.  Virgen digna de alabanza.
Ruega por nosotros.  Virgen poderosa.
Ruega por nosotros.  Virgen clemente.
Ruega por nosotros.  Virgen fiel.
Ruega por nosotros.  Espejo de justicia.
Ruega por nosotros.  Trono de sabiduría.
Ruega por nosotros.  Causa de nuestra alegría.
Ruega por nosotros.  Vaso espiritual.
Ruega por nosotros.  Vaso digno de honor.
Ruega por nosotros.  Vaso insigne de devoción.
Ruega por nosotros.  Rosa mística
Ruega por nosotros. Torre de David.
Ruega por nosotros.  Torre de marfil.
Ruega por nosotros.  Casa de Oro.
Ruega por nosotros.  Arca de la Alianza.
Ruega por nosotros.  Puerta del cielo.
Ruega por nosotros.  Estrella de la mañana.
Ruega por nosotros.  Salud de los enfermos.
Ruega por nosotros.  Refugio de los pecadores.
Ruega por nosotros.  Consuelo de los afligidos.
Ruega por nosotros.  Auxilio de los cristianos.
Ruega por nosotros.  Reina de los Ángeles.
Ruega por nosotros.   Reina de los Patriarcas.
Ruega por nosotros.  Reina de los Profetas.
Ruega por nosotros.  Reina de los Apóstoles.
Ruega por nosotros.  Reina de los Mártires.
Ruega por nosotros.  Reina de los Confesores.
Ruega por nosotros. Reina de las Vírgenes.
Ruega por nosotros.  Reina de los Santos.
Ruega por nosotros. Reina concebida sin pecado original.
Ruega por nosotros.  Reina elevada al cielo.
Ruega por nosotros.  Reina del Santísimo Rosario.
Ruega por nosotros.  Reina de la familia.
Ruega por nosotros.  Reina de la paz.
Ruega por nosotros."
Este es quizá el rezo más blasfemo desde el punto de vista bíblico. ¡En la Biblia, muchos de estos títulos, son usados exclusivamente para referirse sólo a Dios!   Los demás títulos, nunca son mencionados en ninguna parte. Son totalmente originados en la tradición católica. No obstante los católicos siguen la tradición incuestionablemente y desconocen quién era María realmente porque una gran mayoría de ellos no han leído la Biblia. 

El Vaticano enseña que María es la "Madre" de los católicos y que Dios es el Padre. Por lo tanto, elevan María al mismo nivel de Dios diciendo que es "Esposa de Dios". Es como decir que su "Madre" es una estatua hecha por manos de hombres. Es como decir que la "madre de Dios" es una estatua o una imagen. Y es como decir que Dios Padre necesitaba a una mujer para Él para poder crear a la humanidad. ¡Es una blasfemia! La Biblia dice que Dios es Espíritu y Él ha existido desde la eternidad hasta la eternidad (Salmos 90:2,4). No había nadie antes de Él y no hay nadie más allá de Él. En la Biblia, Isaias 41:4 dice: "¿Quién lo ha hecho y lo ha realizado, llamando a las generaciones desde el principio? Yo, el SEÑOR, soy el primero, y con los postreros soy".
"El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en Él hay, éste, como sea Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos de manos, ni es honrado con manos de hombres, como si necesitara de algo; pues Él da á todos vida, y respiración, y todas las cosas" (Hechos 17:24-25).
Sin embargo, la opinión del líder actual  de la Iglesia Católica es descaradamente opuesta a la Biblia, y típica del catolicismo tradicional: el Papa ha dicho que un "cristiano" sin la virgen está "huérfano". Al igual que los líderes católicos, el Papa ha enseñado que, desde el cielo, la virgen María les "lleva a Dios": es percibida como una figura que les acerca a Dios y tiene las facultades de acompañar, sanar, educar, cuidar, luchar y preocuparse por la vida de quienes le rinden culto en la tierra. ¡La Biblia enseña que estas cualidades sólo puede hacerlas el Espíritu Santo, Jesucristo, y Dios Padre! 

Una gran parte de católicos desconocen que la Biblia enseña que María era una simple mujer, ¡humana! y de origen judío, que temía a Dios y que fue escogida como madre de Jesús en la Tierra. La Biblia nos dice que María era un ser humano, al igual que todos los demás personajes bíblicos. Ella no tenía ninguna divinidad, ni tenía ningún poder sobrenatural; ¡ella era un ser humano! La Biblia en ninguna parte permite que ella pueda ser venerada o adorada, ni que tenga poder para ayudar a la gente desde el cielo. Todos esos títulos son inventados 100% de la tradición católica, porque van en contra de TODO lo que enseña la Biblia sobre depender sólamente de Dios.


No obstante, en la tradición católica, los católicos creen que María es lo que ellos que dicen que es, y cuentan que se ha aparecido terrenalmente en muchas partes del mundo de manera distinta y bajo distintos nombres. En el catolicismo, hay cientos de títulos distintos para designar, supuestamente, a una misma virgen María: en Italia es llamada "Nuestra Señora de los Dolores" y "virgen del Perpetuo Socorro"; en México es llamada "la virgen de Guadalupe"; en Portugal es "la Virgen de Fátima"; en España, es "la Virgen del Carmen", "la Virgen de la Caridad", "la Virgen de la Candelaria", "la Virgen del Pilar" y "la Virgen del Rocío"; en Francia es "la Virgen de Lourdes" y "la virgen Auxiliadora"; en Venezuela, es "la Divina Pastora" y la "Virgen del Coromoto", y en otras partes de Latinoamérica es llamada "Nuestra Señora la Virgen del Rosario". 

Ninguno de los títulos de la virgen aparece en la Biblia ni si quiera una sóla vez, pero los más altos líderes católicos no corrigen ni contradicen nada de esto, porque la veneración (o adoración) a María, es una de las cosas más populares dentro del catolicismo y una de las cosas que más les gana adeptos religiosos. Año tras año, en todas las naciones católicas, se realizan celebraciones religiosas en donde se cargan y se llevan los ídolos de la figura de María. A veces, se realiza con un fanatismo difícil de creer, como en el siguiente video:


La Biblia prohíbe categóricamente y tajantemente dar culto o venerar a cualquier otra figura o persona que no sea Dios; pues la base principal del culto al Dios verdadero es:  "Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a Él servirás" (Lc. 4:8; Dt. 6.13). El Antiguo Testamento lo enseña: "Escucha, oh Israel, el SEÑOR es nuestro Dios, el SEÑOR uno es. Amarás al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza" (Dt. 6:4-5). El Nuevo Testamento lo enseña: "Jesús respondió: El principal mandamiento de todos es: Oye Israel, el Señor nuestro Dios; el Señor Uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento" (Marcos 12:30). 


Los católicos creen tener un Señor y una Señora; dicen tener lugar para ambos; pero Jesús enseñó: "Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro" (Mateo 6:24). La Biblia dice del Padre: "sólo tú eres Dios" (Salmos 86:10 ). Esto significa: ¡Sólamente Dios es Divino y Supremo! Por eso, Dios estableció un mandamiento que es la base de toda la fe en Dios: 
"No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagenni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cieloni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me rechazan" (Éxodo 20:3-5)
En la Biblia queda claro que Dios condena la adoración a la virgen Maríaal igual que las otras 100 herejías del catolicismo. La Biblia también contiene 30 advertencias duras contra de la idolatría y 50 advertencias contra la apostasía.     


No hay comentarios:

Publicar un comentario